Nunca hables con extraños

Me adentré en el bosque, con precaución. “Nunca hables con extraños”, me había prevenido mi madre antes de salir, “mira cómo nunca volvimos a saber de tu padre”. Le prometí, una vez más, huir de todo ser que anduviese sobre dos patas, sobre todo de los de caperuza roja.

10 comentarios:

jaal dijo...

El señor de los caramelos tampoco es recomendable.

Saludos

Rocío dijo...

Muchas gracias Jaal y bienvenido a la Posada ;)

Eduardo Mancilla dijo...

¡Que bueno..! Felicitaciones.

Rocío dijo...

¡Gracias, Eduardo!

RECOMENZAR dijo...

me encanta hanlar con los que no conozco ya que siempre te dan una sorpresa
me ha encantado tu blog

David Rubio dijo...

¡Hola Rocío!
Estupendo micro, esos monstruos de dos patas es mejor evitarlos, je,je,je
PD He agregado tu blog a mis favoritos y ya eliminé esa frase final del relato tras tu acertada observación.
Un abrazo

Rocío dijo...

Gracias, Recomenzar, un poco tarde llega mi respuesta, pero más vale tarde que nunca...
Un saludo.

Rocío dijo...

¡Hola, David! Pues sí que eres rápido, sí. Me alegra que te guste el micro.
También que te haya servido la sugerencia para tu relato que, por cierto, es una pequeña joya. Tienes que concursar con él. Ese reto de Literautas te ha hecho pergeñar un relato original como pocos. Tiene muchísimas posibilidades. Piénsalo.
Un abrazo.

Anna Lopez dijo...

Sin duda los peores son los de dos patas, y si dan los "buenos días" ya puedes salir corriendo.
Me gusta mucho tu blog, aunque no siempre encuentro el momento para comentarte. Por eso te he nominado para el Premio Excellence. Puedes verlo en:
http://relatsdearena.blogspot.com.es/2015/01/premio-excellence.html
Saludos

Rocío dijo...

Gracias, Anna, por ese premio y esas lecturas :)